Bienvenidos a Conociendo tu alma!

BIENVENIDOS A CONOCIENDO TU ALMA!!!

Infinitas gracias por estar aquí!. Sin cada uno de Uds. no sería posible seguir adelante. Este blog, lo he creado para brindarnos la oportunidad de descubrir en conjunto porque estamos aquí, cual es el motivo por el cual Dios nos envió a este mundo, por eso el nombre del blog: CONOCIENDO TU ALMA!!!

Si quieres formar parte de "Conociendo tu alma" solo envíame un correo a conociendotualma@gmail.com y te incluyo en la lista de distribución...

Mil bendiciones para tí!

martes, 27 de septiembre de 2016

Tuna, fruto de sanación


Originarias del municipio de Pinos Zacatecas, la tuna es un fruto del nopal la cual es considerada un alimento benéfico en diversos aspectos como en la reducción del ácido estomacal efectiva en personas con problemas con úlcera y gastritis.

Tuna, fruto de sanación

Además tiene pocas calorías por tanto es un auxiliar para bajar de peso, ayuda a alcalinizar el cuerpo y a prevenir la osteoporosis.

La señora Ignacia Macías Ramos, desde hace treinta años es comerciante en la plazuela  de la Tarjea, mejor conocida como plaza de las tunas.

“Esta la nombramos blanca de castilla, cardona, amarilla del venado, amarilla pico chulo, blanca cristalina y sangre de toro”.

Además, expuso que durante esta temporada la venta ha sido baja y la temporada durará menos, esto debido a la falta de lluvia. Sin embargo recalcó que al turismo es algo que le llama mucho la atención probar.


“Incluso hay mucha gente que no las ha probado, preguntan cómo se come, si la semilla se tira”
------------------------------
Espero te sea de utilidad, Blanca

lunes, 26 de septiembre de 2016

A partir de cierta edad el sexo puede resultar fatal para el hombre

Fuente: La Nación

Un estudio realizado en más de 2200 personas de 57 a 85 años incluidas en el Proyecto Nacional de Envejecimiento Salud y Vida Social de Estados Unidos, determinó que a mayor edad, mayor riesgo cardiovascular en los varones adultos.

Después de cinco años de observación y mediciones personalizadas, la investigación de la Universidad Estatal de Michigan (EEUU) publicada en 2014 en la revista Journal of Health and Social Behavior, concluye de manera contundente que "los resultados ponen en entredicho la teoría ampliamente aceptada de que el sexo conlleva beneficios uniformes para la salud de todas las personas". 
Resultado de imagen para sexo para el hombre mayor
Una simple sesión semanal de sexo sería suficiente para aumentar el riesgo de sufrir infarto de miocardio y otros desórdenes cardiovasculares, explica la doctora Hui Liu, a cargo del estudio.

"Sorprendentemente, nuestros hallazgos muestran que el tener sexo una o más veces a la semana supone un riesgo casi dos veces superior de sufrir un episodio cardiovascular que mantenerse sexualmente inactivo", sentenció la mujer.

La causa del riesgo sería el esfuerzo adicional que exige el acto. "Dado que los varones mayores presentan más problemas sexuales y más dificultades para alcanzar el orgasmo, ya sea por razones médicas o emocionales, que sus homónimos más jóvenes, deben someterse a un mayor grado de agotamiento y forzar en mayor medida su sistema cardiovascular para alcanzar el clímax. También hay que considerar el papel que juegan los niveles de testosterona y la medicación para mejorar el rendimiento, pues los medicamentos o suplementos tienen efectos negativos sobre la salud cardiovascular de los hombres longevos", cierra el estudio. 

Lo curioso es que en las mujeres adultas de esas mismas edades el sexo frecuente demostró incluso aliviar la hipertensión arterial, al cabo de los cinco años, concluye Hui Liu.
------------------
Espero te resulte de interés, Blanca

domingo, 25 de septiembre de 2016

Beneficios del “¡Sí creo!”


Terapeuta dice que pensar en el objetivo “es el primer paso en el camino hacia la acción”
El principio de “mente sana en cuerpo sano” podría complementarse con el de “mente confiada, cuerpo más sano”, según las últimas investigaciones sobre la preparación psicológica positiva aplicada al deporte, cuyos resultados también podrían extrapolarse a otras áreas de la vida personal.    

Pensar “puedo hacerlo mejor” realmente puede mejorar el rendimiento físico del que lo piensa, según un trabajo publicado en la revista “Frontiers in Psychology”, destinado a identificar cuáles son las técnicas de motivación más eficaces. En la investigación, efectuada en el Reino Unido a través de Internet, participaron más de 44.000 personas.    

El profesor Andrew M. Lane y un equipo del BBC Lab UK, el laboratorio en línea de la televisión pública británica, investigaron qué habilidades psicológicas pueden ayudar más a las personas a mejorar sus puntuaciones cuando participan en juegos  conectados a la Red.    

 “Los métodos de automotivación analizados fueron la ‘charla con uno mismo’, las imágenes mentales y una técnica de planificación basada en plantearse qué ‘haría entonces si...’”, detalla el doctor Lane, investigador de  la Universidad de Wolverhampton.    


 Poder de la confianza   
    

Los científicos comprobaron que aquellos que recurrieron a la autoconversación, repitiéndose mentalmente frases como “puedo hacerlo mejor la próxima vez”, consiguieron mejores resultados.    

Las mayores mejoras en el rendimiento se observaron cuando los participantes se repetían frases motivacionales y cuando se imaginaban a sí mismos alcanzando esas metas, según la BBC y Wolverhampton.    
Los expertos también comprobaron que el rendimiento de los participantes mejoraba al ver previamente videos motivacionales.    

 Otro estudio del departamento de Ciencias Deportivas de la Universidad de Friburgo (UF), en Alemania, muestra que la gente se beneficia más del ejercicio, tanto psicológica como neurofisiológicamente y aumenta su bienestar cuando creen que esta actividad tendrá un efecto positivo sobre ellos.    
  
Los investigadores comprobaron que las personas pueden ser influenciadas positivamente antes de empezar a ejercitarse. Invitaron a 76 mujeres y hombres entre 18 y 32 años de edad al laboratorio, para que se ejercitaran durante 30 minutos en una bicicleta estática. 
   
Previamente, los separaron en dos grupos, a uno de los cuales les mostraron una serie de filmes cortos que elogiaban los efectos positivos de la bicicleta en la salud, mientras que el otro grupo visionó cortometrajes sin refuerzo positivo.    

Los expertos de Friburgo midieron la actividad cerebral de los participantes mediante un electroencefalograma (EEG) y les preguntaron sobre su sensación de bienestar y estado de ánimo, antes y después de ejercitarse. “Aquellos que creían en los beneficios de la actividad física y habían visto los filmes elogiosos, disfrutaban más, se sentían más animados, experimentaban menos ansiedad y estaban más relajados a nivel neuronal que aquellos menos optimistas respecto al ejercicio”, explicó el psicólogo a cargo, Hendrik Mothes.


Pensar bien, actuar mejor


Para la psicóloga clínica y terapeuta Margarita García Marqués, estos dos estudios son una demostración más “del gran poder que tienen las creencias de una persona en su propia vida”, y sus conclusiones respecto de la influencia de una actitud mental positiva “pueden aplicarse a otras facetas de la existencia”.

“Pensar en un objetivo es el primer paso en el camino hacia la acción y, cuando se tiene una creencia o pensamiento positivo hacia ello, es mucho más fácil conseguirlo. Cuando la creencia es negativa tira de la persona hacia atrás psicológicamente”, explicó García Marqués, quien dirige el Centro Hara de crecimiento personal y autoconocimiento.
-----------------------
Espero te resulte de interés, Blanca

sábado, 24 de septiembre de 2016

Estudiar después de los 40

Por: Beatriz Triper

En casa de Curra Beltrán suena el despertador a las siete de la mañana. Cada día se levanta para dirigirse a su despacho de los Servicios y Estudios para la Navegación Aérea y la Seguridad Aeronáutica (Senasa), donde ejerce como subdirectora económica. Tras una jornada que muchos días se alarga más allá de las 19.30, toca hincar los codos “un par de horas como mínimo”. El objetivo: licenciarse en Psicología por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en 2019.

Curra es una de los miles de estudiantes que, cumplidos los 40, decide cada año colgarse de nuevo la mochila y volver a la Universidad. “Lo hice por capricho. Cuando tenía 18 años, como nos pasó a muchos de los de mi generación, me obligaron a estudiar algo práctico, con salidas. Ahora lo hago solo por el placer de estudiar”.

Según el informe Datos y cifras del sistema universitario español 2015–2016 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), el porcentaje de egresados –estudiantes que finalizan sus estudios– mayores de 40 años de Grado y primer y segundo ciclo se incrementó un 6,7%, hasta los 13.864, durante el curso 2013-2014 (último dato disponible) con respecto al año anterior y un 75,4% con respecto a 2008-2009.

Asimismo fueron 6.327 personas quienes, en plena madurez, se presentaron a la convocatoria de pruebas de acceso a la universidad en 2014, de los que el 23,3% (1.475) contaban con experiencia laboral.
  • Efecto de la recesión 
Sin embargo, el número de ma­trícu­las de mayores de 30 años retrocedió un 9,7% durante el curso 2014-2015 en comparación con el precedente. Algo que coincide con la tónica general de las inscripciones, pues se han perdido 53.000 estudiantes de media, pasando de 1.390.234 ingresos en el curso 2009-2010 a 1.361.340 el pasado.

El rendimiento de los alumnos maduros es del 76%, y su porcentaje de éxito, del 87%. Quieren aprender

La presencia de séniors no distingue entre lo público y lo privado y la tendencia se consolida. Es el caso de la Universitas Senioribus CEU de Madrid, donde “llevamos cuatro años consecutivos con un crecimiento del 20% anual de estudiantes de esta franja de edad”, explica María García-Carrillo Ara, directora técnica de la institución. En la Universidad Complutense de Madrid (UCM), los estudiantes mayores de 40 años son el 15% del total. En el último cuatrienio, 811 personas, cuya edad media de ingreso es 42 años.

En cuanto a su perfil, podría pensarse que muchos de estos alumnos responden al de “no licenciado”. Todo lo contrario. El 60% de quienes acuden a la Universitas Senioribus del CEU cuenta con una titulación. “Su motivación es obtener nuevos conocimientos y ampliar los que ya tenían de forma placentera”, afirma García-Carrillo. De hecho, “las humanidades son las áreas por las que mayor interés demuestran: historia, arte, literatura, etcétera. Seguidas por aquellas que les ayudan a entender mejor el mundo en el que viven y estar al día, como geopolítica, redes sociales y materias que les ayudan en su crecimiento personal como psicología o coaching”.

Enfermería es otra de las carreras más demandadas. Así se desvela en la UCM, donde este grado contará con 750 veteranos en el curso 2016-2017. Relaciones laborales y recursos humanos es el siguiente, con 172 séniors.

Un tercer ejemplo es la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), en la que el 42% de los alumnos mayores de 40 años son titulados universitarios, y de estos, el 8% cuentan con doctorado o máster.
  • Síndrome de la 'titulitis'
Cruzar las puertas de la Facultad es una vía de escape a la inactividad. “Multitud de prejubilados o ejecutivos que han perdido su trabajo en edades muy tempranas (50-60 años) y tienen serias dificultades para encontrar un puesto a esa edad se niegan a quedarse en casa”, constata García-Carrillo.

Estudiar después de los 40
Pero la alternativa al desempleo o a la jubilación no es lo único que mueve a los estudiantes más maduros. En el caso de Mercedes Gil, que a sus 52 años acaba de terminar el Grado en Educación Infantil en la Universidad Villanueva; la motivación fue su propia realización personal. “No tenía carrera y eso me limitaba. En España existe el síndrome de la titulitis; por buena que seas en tu trabajo, sin un título no puedes progresar. Te relegan a la parte más fea, aquella donde la creatividad no juega nada”, se lamenta.


La médico del Servicio de Emergencias de Castilla la Mancha (Sescam) Ernestina Gómez, a sus 46 años y tras tres de periplo para obtener una beca, cruzará de nuevo el portón de entrada a la Facultad de Medicina de la Complutense para estudiar Nutrición Humana y Dietética.

“Además de la inquietud heredada de quien ha estudiado, soy consciente de que, en unos años, no voy a poder afrontar las exigencias físicas que requiere mi trabajo como médico de urgencias”, destaca. Razón por la que se aventuró a emprender una nueva etapa de estudios en la que todo cambia. “Desde la capacidad de retentiva hasta la forma de concebir el estudio. No lo haces para sacar el examen, sino para aprender”, constata.

Apreciación en la que coincide Mercedes Gil, quien explica que la pérdida de memoria se suple con la razón y la lógica. “Ahora me pregunto el por qué y el para qué, busco el origen”, afirma satisfecha.
La falta de tiempo es un examen adicional. “Aprovecho cada minuto”, refiere Curra Beltrán. Para ella, resúmenes y consultas a los profesores del campus virtual se han convertido en método. “Aunque parezca mentira, estoy deseando llegar a casa para coger los libros. Incluso me molesta salir los fines de semana”, apostilla.

Gestionar los intervalos de estudio es precisamente el aspecto más valorado por los estudiantes de la UOC. “Son personas que suelen tener trabajo, familia y otras actividades sociales. La UOC permite esa flexibilidad de horarios que necesitan los alumnos, así como trabajar de forma progresiva”, explica Lourdes Guardia, directora del Máster Universitario en Educación y TIC (eLearnig) de la universidad catalana.
  • En primera fila
Otro dato que destaca el informe es el de rendimiento y éxito de los alumnos mayores de 40 años, con tasas del 75,6% y 87,2%, respectivamente. Algo que también ocurre de forma individualizada. Tal es el caso de la UCM, donde durante el pasado curso ambos índices –referenciados a mayores de 45 años– superaron el 71% y 83%.

Y es porque “de verdad quieren aprender. Asisten por placer, lo que les hace muy diferentes a los alumnos más jóvenes. Están deseando que finalicen las vacaciones. Si se pierden una clase, exigen recuperarla. ¡Llegan con antelación para sentarse cerca del profesor en primera fila y le piden bibliografía! Es la universidad en estado puro”, indica García-Carrillo. Ahora bien, no todo es miel sobre hojuelas y “la brecha digital pesa”, la contrarrestan con “la mayor madurez personal y las ganas”. “Se comen los libros y son mucho más participativos”, apoya Julio Contreras, vicerrector de la UCM, que añade: “Con la ilusión mueven la montaña de la brecha tecnológica”.


Por eso no es de extrañar que surjan programas orientados y adaptados ad hoc al colectivo de estudiantes maduros. Así, la Universidad Autónoma de Madrid ofrece a quienes han rebasado los 50 el Programa Universidad para los Mayores (PUMA). Iniciativa que desde sus inicios, en el curso 2003-2004, ha permitido que 519 alumnos de una media de 63 años hayan podido colgar su orla en la pared del salón.
--------------------------------
Espero te resulte de interés, Blanca

viernes, 23 de septiembre de 2016

Ser capitán: ganar o aprender

Por: Patricia Boquete

Puede suceder, que durante la etapa estudiantil o después de finalizar nuestros estudios, nos embriague un vacío, desapego o la sensación de no encajar. Hay personas que caen en la cuenta de que querrían haber tomado otro camino u otra carrera profesional. Si es así, que no cunda el pánico. La reubicación, el autoconocimiento y la búsqueda de aquello que más nos apasiona, será entonces lo más útil para iniciar un cambio de rumbo. Y por qué no, lo más excitante. Es indiscutible que el camino recorrido siempre aporta aprendizaje, nuevos quehaceres y crecimiento personal. Ello puede servirnos continuamente como base para transformarnos y mirar el futuro con actitud creciente.

Ser capitán: ganar o aprender
¿Dónde está el límite? Vivimos encadenados a nuestras creencias, a los valores que de forma cultural, innata e inconsciente se nos han inculcado. Nos sometemos a tradiciones que se nos han impuesto y a juicios de valor que pueden ser un impedimento para nosotros, un freno. ¿Por qué dejamos que midan nuestras capacidades, si ni nosotros nos sabemos capaces de lo que podemos alcanzar? Debe llegar un momento en el que iniciar una retroinspección y generar nuevas oportunidades, destapar lo que siempre hemos creído y desnudar nuestros miedos. ¿Estamos a tiempo de cambiar de rumbo?

Para muchos, la vida es cambio y con ello, crecimiento. El crecimiento se retroalimenta del cambio. Vivimos en un espacio en el que la flexibilidad es un requisito indispensable en la mayoría de instituciones. Deberemos entonces, también realizar cambios en nuestra cotidianidad y en el modo en que hemos vivido las cosas hasta el momento. Siempre estamos a tiempo de capitanear nuestro barco y tomar fuertemente el timón. El rumbo, el trazado en el mapa, el punto de partida y el final, son los viajes y el destino que podemos crear por y para nosotros mismos.


Actuar con determinación es la clave para crear nuevos recursos y posibilidades. Tener un propósito fijo y realista es el primer objetivo. Te encuentres en la situación que te encuentres, pregúntate siempre, ¿Cuál es el motivo? Si lo tienes claro, podrás comenzar a construir el camino con el que más satisfecho te sientas. Intenta visualizarlo y lánzate. ¿Qué pasa si no lo consigues? Recuerda lo que en boca de muchos está últimamente: “A veces se gana y otras se aprende”.
--------------------
Espero te resulte de interés, Blanca


jueves, 22 de septiembre de 2016

Virus papiloma humano no causa tumores, solo altera las células, dice nuevo estudio

Por:  Anastasia Gubin



Algunos médicos retienen que la vacuna del Papiloma Humano Genital (VPH) sirve para prevenir el Cáncer Cervical, y algunos Ministerios de salud la imponen como obligatoria en las jóvenes adolescentes, sin embargo, no todos están de acuerdo de que tenga alguna utilidad.

La relación virus papiloma y el cáncer se basa en que el ADN del virus está más presente en los tejidos con células alteradas, que en un tejido normal. Un estudio de la Universidad de Missouri, publicado en agosto de 2016, analizó los efectos de dos supuestas proteínas cancerígenas del virus, y observó que juntas efectivamente producen alteraciones celulares, pero no tumores. Durante la investigación comprobaron que lo que efectivamente causaba los tumores era la proteína humana conocida como RAS. Cuando agregaban esta proteína, a las del virus, resultaba un cáncer.  

Un estudio anterior indica que los cánceres de cuello uterino se originan y replican por causas ajenas a la genética del virus, por lo que estima que la vacuna no sería útil, señaló Amanda McCormack, del laboratorio Donner y la Universidad de California en Berkeley. La investigadora encontró además que no todos los cánceres demostraban la presencia de este virus.

Paciente con Síndrome de Fatiga Crónica, analizado por el Dr. Osamu Hotta durante su presentación en el cuarto Simposium Internacional de Vacunas realizado por la asociación Children’s Medical Safety Research Institute (CMSRI) en Leipzig, Alemania. (Captura de Vídeo)
La Agencia de Drogas y Alimentación (FDA) de EE.UU. afirma que “las infecciones de VPH son la causa de prácticamente todos los cánceres de cuello uterino, y dos tipos (el VPH 16 y el VPH 18) son responsables de aproximadamente el 70 por ciento de los cánceres de cuello uterino”. El portal de salud español, y otros centros de salud repiten estas mismas palabras.


Sin embargo la razón por la que hacen esta afirmación suele ser debatida.

El cuerpo humano genera a veces un tipo de proteína llamada Ras, que se ve con frecuencia en los tumores malignos. Se sabe que estas proteínas están comandadas por un determinado gen, que lleva el mismo nombre.

Células con cambios virales (HPV) con atipias en extendido de exocérvix. Coloración de Papanicolaou (400X). (www.scielo.org.ar)
Un estudio de la Universidad de Missouri aplicó estas proteínas RAS, junto a dos proteínas del virus Papiloma, que se creía eran oncológicas, a las moscas de la fruta, y como resultado, generaron tumores. Sin la presencia de las proteínas RAS, las proteínas del virus, entre ellas la F6, considerada oncológica, solo generaron las anomalías celulares habituales asociadas al virus.



“Los científicos descubrieron que las proteínas E6, aunque generan anormalidades celulares, no fueron suficientes para causar tumores en las moscas”, concluyó la investigación dirigida por Mojgan Padash,

El investigador afirma que los experimentos se hicieron en moscas de la fruta y en células humanas. En ambos casos revelaron los mismos resultados.

Virus del papiloma humano, encuentran más pruebas sobre el tema. ( BSIP/UIG Via Getty Images)


Los resultados no apoyan la hipótesis de que el virus sea el responsable del cáncer cervicouterino en las mujeres. Asimismo Padash no descarta la participación de las proteínas del virus, como colaboradoras en la formación del tumor.


En su estudio de nueve casos de cánceres cervicouterinos, Amanda McCormack encontró que siete de ellos tenían la presencia de ADN del virus. Entre estos, observó que las células malignas se replicaban a causa de la información del grupo de cromosomas – el cariotipo- de las células anormales y no a partir de la información del virus.

Al estudiar con detalle los cromosomas de las células cancerosas relacionadas al virus, su equipo concluyó que su anormalidad era lo que las mantenía replicándose y formando los carcinomas, y “en manera independiente” de las secuencias de las acciones generadas por los genes virales. Los efectos supresores genéticos de los virus no estaban relacionados, aseguró. 

“En base a estos hallazgos se espera que una vacuna contra el virus del papiloma humano no tendrá ningún efecto sobre la incidencia de los carcinomas cervicales”, concluyó su estudio.

Existe todavía la hipótesis que el virus colabore con la formación del cáncer. Sin embargo, “cuando las mujeres están expuestas al virus del papiloma humano genital (VPH), su sistema inmunológico por lo general evita que el virus haga un daño serio. Pero en un pequeño número de mujeres, el virus sobrevive durante años”, dice la doctora Shannon Laughlin, de la Clínica Mayo, al analizar el virus del papiloma en su informe,

Existe la hipótesis que “el virus puede conducir a la conversión de las células normales en la superficie del cuello del útero en las células cancerosas”.

Expertos de la Universidad de California en Berkeley, en una investigación reciente, descartaron que el virus permanezca en el cuerpo muchos años. “Puede durar varios años, pero no tanto como se había sospechado”. Este hecho en sí también genera dudas de que el virus sea capaz de provocar mutaciones con el tiempo.

La Clínica Mayo, así como los portales de salud oficiales, mantiene su recomendación del uso de vacunas para evitar la infección, apoyados al hecho que éstas aumentan el número de anticuerpos en la sangre.

Los académicos en general comparten que “no está claro por qué algunas mujeres son más propensas a desarrollar cáncer de cuello uterino”, agrega la doctora Laughlin.

Hay otras causas que se relacionan al cáncer por VPH. En el caso del cervicouterino, el uso a largo plazo de los anticonceptivos orales aumenta el riesgo, así como la baja inmunidad, y tener más hijos o más relaciones sexuales, hecho divulgado ampliamente por los portales médicos oficiales.

Efectos concretos del virus VPH genital

El virus VPH mismo la mayoría de las veces no genera síntomas, y lo que produce en ocasiones es prurito y verrugas de tonos marrón, gris o rosa, que pueden estar agrupadas como una coliflor o protuberancias con formaciones semi-planas, explica un informe de la Universidad de Berkeley. Nada de esto es una confirmación del cáncer.

En las mujeres puede infectar “la vulva, la vagina, el cuello uterino, el perineo, y la abertura de la uretra y el área rectal”, y en los hombres, “el pene, la uretra, el escroto y el área circundante, así como en y alrededor del recto. La boca, labios y lengua también pueden infectarse (raramente)”.

Lo que ha dificultado los estudios es que aún “no hay ninguna prueba de rutina disponible para confirmar la presencia o ausencia de VPH”.

Es por eso que médicos de Berkeley recomiendan el examen visual de la zona genital como fundamental para detectar irregularidades, y la historia de exposición sexual como lo más seguro “para identificar aquellos que pueden estar infectados”.

“Debido a que las pruebas de rutina no están disponibles y la reinfección ocurre con frecuencia, es difícil ofrecer la seguridad de un estado libre de infección que la mayoría de las personas desearían”, añaden.

Prevenir el virus

Virus papiloma humano no causa tumores, solo altera las células, dice nuevo estudio. (Joe Raedle/Getty Images)
El virus VPH circula entre las personas sexualmente activas: siendo entonces una infección sexual, la Shannon Laughlin destaca en su informe que la mejor manera de prevenirlo en realidad “es permanecer en una relación mutuamente monógama con una pareja no infectada, en caso contrario, cuando se tienen relaciones sexuales, su pareja siempre debe usar un condón”.

Por otro lado frente al virus, el cuerpo reconoce que está circulando una secuencia anormal, por lo que en unas semanas lo elimina naturalmente. Cuando se replican las células tumorales, estas células no son reconocidas como anormales y continúan replicándose.

Presencia del Virus y células alteradas

Los laboratorios recomiendan el examen periódico screening o Pap, que consiste en una toma de muestra de tejido uterino para ver si se han desarrollado cambios en las células, que ya se ha visto son característicos de las proteínas del virus, pensando que es otra alternativa para prevenir el cáncer en etapas precoces.

Pero este examen no detecta al virus del papiloma. Estos cambios celulares tampoco significan un cáncer.

Cuando la mujer se somete a un screening, puede que el resultado revele anormalidades comunes en las células, como por ejemplo: discariosis de bajo grado o leve, o quizás, en el menor de los casos, de alto grado.

También puede que el resultado muestre una irregularidad en la superficie de las células escamosas del cuello del útero, la Neoplasia cervical intraepitelial, una condición en la mujer, que aunque no es un cáncer, se suele llamar precancerosa porque aumenta también el riesgo de desarrollar cáncer del cuello uterino.

Puede que el laboratorio le recomiende entonces un examen de ADN. De acuerdo al portal de salud oficial del gobierno español, en la actualidad hay varias pruebas para detectar el virus de esta manera, aprobadas por la Agencia de Drogas y Alimentación (FDA) en EE.UU., que se realizan asociadas a los screeming con resultados de células anormales o para mujeres de más de 25 años de edad en general.

Entre los 200 virus del VPH, hay unos 40 que actúan a nivel genital, y que se transmiten sexualmente. Uno de los exámenes detecta el ADN de 14 tipos de Virus del Papiloma Humano (VPH) de alto riesgo. Entre ellos identifica específicamente al VPH 16 y el VPH 18, describió la FDA al aprobar el producto comercial en 2014.

La persona que se haga el examen, sabrá si tiene el virus común. La FDA aclara que su presencia no asegura un cáncer.

Lo que sucede es que “la neoplasia intraepitelial cervical, generalmente desaparece espontáneamente, pero en algunos casos puede progresar a cáncer cervical invasivo”, señala la especialista de la Clínica Mayo, haciendo notar también lo que replican los demás, que “no está claro por qué algunas mujeres son más propensas a desarrollar cáncer de cuello uterino”, que se cree son causados por el grupo de virus más agresivos.

Según la FDA, aproximadamente el 10 por ciento de las mujeres infectadas con VPH de alto riesgo presentan una infección persistente que puede ponerlas en riesgo de cáncer”.
---------------------------------
Espero te sea de utilidad, Blanca

miércoles, 21 de septiembre de 2016

En casos de cesárea, el camino hacia la obesidad podría comenzar al nacer

Por: Karen Kaplan
Traducción: Valeria Agis

Los primeros instantes de la vida pueden influir en el riesgo de obesidad por años. Así lo determinó un estudio reciente, publicado en JAMA Pediatrics, que sugiere que los bebés nacidos por cesárea son un 15% más propensos a ser obesos durante su adultez, que aquellos que nacieron por parto natural.
El riesgo asociado a una cesárea resultó aún mayor para aquellos niños cuyas madres no tenían aparente necesidad médica de dicho procedimiento. Comparados con los bebés nacidos por vía vaginal, estos pequeños fueron un 30% más propensos a ser obesos entre los 9 y los 28 años de edad, descubrió el estudio.

Los resultados se basan en los registros de salud de miles de personas que han sido estudiadas durante años por el estudio, llamado Growing Up Today Study (GUTS, por sus siglas en inglés). Estos voluntarios nacieron de madres que ya eran parte de otra investigación, llamada Nurses’ Health Study 2. Eso hizo posible que los investigadores busquen relaciones a largo plazo entre los métodos de nacimiento y el riesgo de obesidad.

Resultado de imagen para bebes por cesarea
La epidemióloga nutricional Changzheng Yuan, de la Escuela de Salud Pública Chan T.H., de Harvard, y los coautores del estudio tuvieron buenas razones para sospechar que una cesárea puede marcar el camino de un niño hacia la obesidad. Dos reportes recientes que recogieron datos de otros estudios hallaron que el nacimiento por cesárea está asociado con un 22% de incremento en el riesgo de sufrir esa condición.cesareas y obesidadcesareas y obesidad


Los datos de GUTS ofrecieron una posibilidad de examinar la relación entre ambas variables más en detalle. De las 22,068 personas estudiadas, el 13% son obesas. Pero las probabilidades de sufrir dicha enfermedad fueron mayores para el 22% de los participantes que nacieron a través de una cesárea, que para el 78% que vino al mundo por parto natural.

En sus cálculos iniciales, los investigadores hallaron que el nacimiento por cesárea está vinculado con un 30% más de riesgo de obesidad. Al tomar en cuenta factores como el índice de masa corporal de las madres antes de quedar embarazadas, la magnitud del riesgo bajó al 15%, pero permaneció lo suficientemente grande como para ser significativa a nivel de estadísticas.

La relación entre las cesáreas y la obesidad va más allá de la edad y el sexo. Entre los preadolescentes de 9-12 años de edad, los nacidos por cesárea fueron 23% más propensos que los nacidos por vía natural. Para las edades comprendidas entre los 13 a los 18 años, la cesárea representó un 16% de aumento del riesgo de obesidad. En tanto, para los adultos de 19 a 28 años, el riesgo fue de un  10% más.

El parto por cesárea se tradujo en un riesgo 18% mayor a contraer obesidad para los varones, y del 12% más para las niñas. Algunos de los hallazgos más importantes se basaron en las 12,903 personas que participaron del estudio y que tienen hermanos. En esos casos, los bebés nacidos por cesárea fueron un 64% más propensos a crecer con obesidad que sus hermanos nacidos por parto normal. Y entre las 2,815 madres que dieron a luz por cesárea y tuvieron luego otro bebé, el hijo más pequeño fue un 31% menos propenso a la obesidad si había nacido por parto normal -en lugar de por otra cesárea-.

Los resultados refuerzan la idea de que el canal de parto es una fuente esencial de microorganismos beneficiosos para la salud. Los inventarios de microbiomas de bebés muestran que los expuestos al canal de parto tienen una mayor variedad de bacterias -entre ellas más bifidobacterias y menos estafilococos- que los bebés nacidos por cesárea. Algunos científicos creen que las bacterias del canal de parto son tan valiosas, que recogen muestras de los fluidos vaginales de la madre para aquellos bebés nacidos por cesárea (los efectos a largo plazo de este experimento están por verse).

Aunque se necesita más investigación para comprender exactamente cómo el microbioma de la madre influencia el riesgo de obesidad de su hijo, los nuevos hallazgos deben llevar tanto a médicos como a mujeres embarazadas a pensar dos veces antes de apelar a una cesárea que no es clínicamente necesaria, tal como concluyeron los autores del estudio. 
----------------------
Espero te resulte de interés, Blanca